FP Dual: un contrato de formación con las puertas abiertas al mundo real

por | 20 marzo, 2018

Casi 40 empresas de la provincia de Huesca participan en los programas de FP Dual. 

La Formación Profesional Dual sigue dando pasos en la provincia y ofreciendo a los centros educativos y las empresas una oportunidad de ajustar la formación de los alumnos a las necesidades reales del mercado laboral. En el Alto Aragón este curso son casi 40 empresas las que se han sumado a alguno de los catorce proyectos experimentales que se imparten en seis centros de la provincia.

Para los estudiantes de FP, supone una oportunidad de alternar formación y empleo, accediendo de un modo más rápido al mercado laboral, y a las empresas les permite incorporar personal cualificado, participando desde el principio en su formación. Los alumnos “se forman en una situación real de trabajo y se consigue una mayor motivación”, destacó Roberto Santolaria, jefe de la Agencia de Cualificaciones Profesionales, quien ha impartido sesiones informativas para empresas.

Durante un mínimo de un año, los alumnos permanecen en las empresas con un contrato para la formación y el aprendizaje, con bonificaciones a la Seguridad Social para las empresas y la labor de los tutores, además de incentivos por la conversión de esos contratos en indefinidos.

Empresas como Bada Hispanaplast se han sumado este curso al proyecto del grado superior de Laboratorio de Análisis y Control de Calidad. Tras contar con alumnos en la fase de prácticas que sólo dura tres meses, “se amortiza más el tiempo que se invierte en formación”, destaca Carlos Ciria. Al finalizar el contrato tienen “prácticamente autonomía” en el trabajo, y “no hay que estar detrás de ellos”.

En el caso de la alumna del CPIFP Pirámide de Huesca June Azcárate el periodo que ha estado en la empresa no ha tenido clases, con lo que el trabajo ha sido más llevadero. No obstante, era su “primera experiencia laboral” y, a punto ya de concluirla, hace un buen balance. No fue hasta iniciado el ciclo cuando optó por esta modalidad que es “mucho más práctica que estar en clase”. Contar con las instalaciones de esta empresa le ha permitido hacer muchos más ensayos y estar en contacto con aparatos e instrumentos más exactos que los que hay en el aula.

La alumna del IES Martínez Vargas de Barbastro Samara López fue la única alumna de su clase del grado de Atención a personas en situación de dependencia que quiso probar la experiencia. Aunque hizo tres entrevistas, entró en el centro Joaquín Costa. Su espíritu aventurero le llevó a dar este paso que, aunque al principio fue un poco “agobiante” y “agotador”, lo lleva “muy bien”.

Tras terminar las clases, que alternaba con el trabajo, y haber aprobado todo seguirá hasta septiembre. “De los libros a la realidad -reconoce esta joven de 21 años- hay un mundo. Me ha resultado muy fácil y he aprendido mucho”. Y verdaderamente ha descubierto que esta es su “vocación” y lo que le gusta.

“No es fácil encontrar gente titulada y bien formada”, comentó Chema Salvador, responsable de formación de Atades Huesca, con lo que la FP Dual era “una fórmula que debíamos probar para incorporar personas con formación adecuada a nuestra forma de trabajar”. “Hemos tenido mucha gente en prácticas, y es una manera más de colaborar con los institutos y la sociedad, que forma parte de nuestra labor”, añadió.

Las empresas interesadas en sumarse a los nuevos proyectos en los que están trabajando los centros pueden hacerlo hasta el 16 de abril. Se puede obtener más información en la página web www.fpdualaragon.es

by Diario del Alto Aragón